¿Dónde debo realizar la Declaración de la Renta?

Algunos contribuyentes viajan mucho por trabajo, o incluso trabajan habitualmente en una Comunidad diferente de su vivienda habitual. En estos casos,  las preguntas claves son ¿Dónde debo presentar la Declaración de la Renta? ¿En qué Comunidad Autónoma? ¿Puedo escoger la Comunidad que más me interese?

Como regla general, se tiene que declarar en la Comunidad Autónoma en la que se reside habitualmente, en la que se ha pasado más tiempo.

Se considera que un contribuyente es residente en la Comunidad Autónoma en la que permanezca el mayor número de días del año. Se presume salvo prueba en contrario, que el particular permanece en la Comunidad Autónoma en la que se encuentra su vivienda habitual.

Si no fuera posible determinar el lugar de residencia por el criterio de permanencia, se tendrá en cuenta la localización de su principal centro de intereses.

Y en el supuesto de que se presuma su residencia fiscal en España por derivación de la residencia de su cónyuge e hijos menores a cargo, se entenderá residente en la Comunidad Autónoma en la que éstos residan.

Por último, en defecto de los anteriores criterios, se considerará residente en la Comunidad de su última residencia declarada a efectos del IRPF

¿Cómo se tributan las rentas obtenidas en el extranjero?

El residente fiscal en España, según descrito en Quién está obligado a declarar deberá tributar en España por sus rentas mundiales. Es decir, el residente será contribuyente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en España, por cualquier rendimiento obtenido en el extranjero.

Por ejemplo, aquellos que tienen un depósito bancario en Francia y han obtenido rendimientos por el mismo, o quien tiene un inmueble en Rumania, o ganado un premio en Italia, deberá consignar dichos rendimientos en su declaración de renta española, descontando, en su caso con las condiciones y límites establecidos por la norma, los impuestos pagados en otros países.

Para evitar la doble imposición, existen unos convenios que enumeran unos tipos de rentas y marcan como se contribuye en cada Estado, pero es preciso verificar con cada país.

Cuidado con aquellos que perciben pensiones de países como Francia o Alemania (emigrantes españoles en esos países): deben declararse en el Estado Español de acuerdo con su calificación fiscal. (Son rendimientos del trabajo, como las pensiones percibidas del Estado Español).

Por lo tanto, una vez determinado que debemos presentar la Declaración de la Renta, para pedir los datos fiscales a AEAT necesitaremos tres elementos :

  • DNI
  • Casilla 450 de la renta del año 2016
  • Fecha de emisión del DNI. Esta es una modificación nueva introducida en este ejercicio.