Jubilación Activa

La pensión de Jubilación de la Seguridad Social es una prestación económica incluida en todos los regímenes del sistema que solo finaliza cuando fallece el beneficiario. Se concede al trabajador cuando cesa en su actividad laboral y al reunir unos requisitos específicos pre-establecidos.

La regla general considera que la pensión de jubilación es incompatible con la actividad laboral, aunque hay diversas opciones y supuestos legales que si lo permiten.

El Real Decreto-Ley 8/2015, de 30 de octubre, la Ley General de la Seguridad Social en su Artículo 214, establece la figura de pensionista activo o Jubilación activa, que ampliaremos esta semana en tres artículos.

Es posible disfrutar de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, de forma compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista, con las siguientes condiciones :

• El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación
• El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100%.
• El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.

CUANTÍA:

La cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial. Se ha de aplicar, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo. Se excluye en todos los casos, el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista.

No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará el 100 %.

TIEMPO

El importe de la pensión se revalorizará anualmente en los términos establecidos para las pensiones del sistema de la Seguridad Social pero según las especificaciones para el caso de la Jubilación Activa.

Así pues, mientras se mantenga la actividad compatible, el importe mantendrá la correspondiente reducción de un 50%, y no se podrá solicitar el complemento de mínimos. Excepto en el caso de tener contratado, al menos, un trabajador.